Antonio Escohotado, filósofo y escritor.

¿Cuáles son los efectos del cannabis sobre el consumidor?
En primer lugar, hay que señalar que hace falta fumar varias veces para sentir los efectos, para “estar colocado”. A partir de este punto, las reacciones varían desde la euforia a la lucidez depresiva (es depresiva porque es lúcida)… En mi caso esa lucidez depresiva me ayuda, al contrarrestar mi naturaleza entusiasta. Pero esto mismo puede disgustar a otras personas, puede provocarles un “mal rollo”.

¿Qué efecto cree usted que tiene la aparición de revistas como "Cáñamo" entre los menores de 18 años?
Lo que llega a estos menores –si es que realmente llega–, ya sea por revistas, libros o tiendas es, sencillamente, conocimiento. Tal vez lo que prefiere el señor Gonzalo Robles es que la droga llegue a los niños sin el conocimiento.

El escritor inglés Martin Amis consume marihuana para tomar notas y liberar el subconsciente. ¿Cree usted que las drogas (el cannabis en concreto) pueden ser potenciadores de la creatividad?
Son potenciadores de la imaginación y también consiguen dar un aspecto desacostumbrado a lo acostumbrado. Si se unen ambas características, la respuesta a la pregunta resulta afirmativa.

¿Qué convierte a una sustancia en prohibida o permitida?
Es también una diferencia de conocimiento. La sustancia no prohibida está regulada, como es el caso del alcohol etílico. Ahora bien, cuando se prohíbe, se generan casos como el periodo de la ley seca en Estados Unidos, que provocó que se distribuyese alcohol metílico, causante de miles de muertes y casos de ceguera. La diferencia no estriba en que una sustancia sea o no asequible. Una sustancia prohibida como la marihuana o el hachís nunca deja de ser asequible para la masa de consumidores.

¿Qué opinión le merece el colectivo de los psiconautas?
El concepto de psiconauta no es tan reciente. Ya hablaba de ellos Ernst Jünger como los “exploradores del espacio interior”.

Ann Marlowe explica en su novela -"Cómo detener el tiempo. La heroína de la A a la Z"- cuál es la relación entre las drogas y la sociedad postconsumista. ¿Piensa usted que nuestro tipo de sociedad (deseo de predecir, "nostalgia patológica", autoafirmación vía riesgo...) es un potenciador del consumo de drogas?
Cada época y cada sector social tienen su droga. El hachís y el ácido se asociaron a la progresía; la cocaína al bienestar, a la prosperidad o el anhelo de prosperidad económica; la heroína, por el contrario, al malestar…
Además de los efectos reales que provocan, las drogas llevan asociadas un cliché, un rol un “yo soy…”

 

Entrevista publicada en El Mundo el 4/12/2002.

© ESCOHOTADO
http://www.escohotado.org



Development  Network Services Presence
www.catalanhost.com